diseño web hacer paginas web Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spa en Acero Inoxidable
Piscinox:Piscinas y Spas en Acero Inoxidable

Higiene y seguridad en beneficio de los usuarios

El acero inoxidable es un material que responde, de forma inmejorable, a las exigencias de seguridad y de higiene propias de edificios al servicio público

Un material antideslizante y suave


Todas las superficies mojadas sobre las que se mueven los usuarios deben ser antideslizantes.

Así, el fondo y el acceso al vaso - peldaños de la escalera, escalerillas, plataformas de salida - y las superficies de tope situadas en las paredes frontales de los vasos están realizadas a partir de chapas repujadas.

Las soldaduras pueden ser esmeriladas y las aristas redondeadas de manera que no quede ninguna aspereza que pueda lastimar.


Un material higiénico


El acero inoxidable es un material naturalmente higiénico:

es intrínsecamente neutro frente al medioambiente y esta característica cuenta en las condiciones de utilización en piscinas.

Mientras que en las piscinas tradicionales la gran cantidad de juntas en los baldosines y la porosidad de los materiales utilizados multiplican los riesgos de proliferación de bacterias, las propiedades superficiales de las chapas en acero inoxidable y el modo de ensamblaje de las diferentes piezas limitan ampliamente este fenómeno

  

Testimonio


El papel del especialista en tratamiento de aguas es alimentar con agua el vaso, extraerla, tratarla he introducirla de nuevo en conformidad con las exigencias sanitarias. Visto desde este ángulo, el interés de una solución en acero inoxidable es múltiple y reduce considerablemente el coste de este contrato (de 20 a 25%):

·El acero inoxidable es perfectamente compatible con los sistemas de desinfección existentes, si se elige la categoria adaptada a la zona de utilización en agua de piscina.

·Los problemas de estanqueidad (inconveniente mayor del hormigón embaldosado) están así resueltos.

Especialmente a nivel de los sistemas de admisión y de salida/descarga de las aguas cuya realización es delicada y requiere un conociemiento especifico, cada vez más escaso en los embaldosinadores (las paredes del vaso en acero inoxidable llevan ya todos estos elementos)

·El reparto de tareas no es tan complejo: el especialista en tratamiento de aguas ya no tiene que intervenir al comienzo de la obra. En efecto, mediante una colaboración previa con el fabricante de piscinas, sólo tiene que establecer las conexiones con el sistema ya instalado al final del proyecto.

·El sistema hidráulcio propuesto es más rentable, y el material acero inoxidable menos propicio a la proliferación de bacterias.